Miedo a conducir, tratamiento

Fobia a Conducir

Denominada Amaxofobia, el miedo a conducir es una creencia irracional aversiva que produce altos niveles de ansiedad y de angustia en quien pretende iniciar la conducción de algún vehículo, sea automóvil, motocicleta, camión y semejantes.

Este miedo genera un bloqueo mental y físico conocido en términos técnicos como freezing (congelamiento), el cual no es más que la consecuencia del miedo intenso. Naturalmente, este bloqueo impide cualquier tipo de reacción por parte del conductor, impidiéndole llevar a cabo su propósito.

La Amaxofobia es esperable en personas que permiten que sus pensamientos negativos las dominen, y también en aquellas personas que han sido víctimas de accidentes viales o relacionados con la conducción. Naturalmente, este miedo irracional congelante puede surgir antes de conducir, pero también durante la conducción, resultando en este caso un gravísimo riesgo de accidente al estar el conductor imposibilitado de actuar con inteligencia, presteza, intuición o instinto frente a las distintas situaciones viales, en especial a las urgentes.

El tratamiento del miedo a conducir se basa en el método estándar para fobias generales, es decir, utiliza la técnica de aproximaciones sucesivas junto con una reestructuración cognitiva simple.

Su precio es el mismo que para una atención clínica (normal: $40.000, o extendida: $60.000), y en caso de requerir un tratamiento intensivo que incluye supervisión de práctica en terreno, el monto es de $360.000 mensuales.

La duración del tratamiento depende exclusivamente del compromiso que tenga el paciente, siendo lo habitual entre 4 a 8 sesiones.

Para tratamientos grupales (2 o más personas) por favor contactarme directamente.

Miedo a conducir, tratamiento