¿Cómo tomar decisiones?

¿Cómo tomar decisiones?

¿Cómo tomar una decisión y mantenerse en ella? Una gran pregunta con una simple respuesta: “siendo cabeza dura”.

Esto de ser cabeza dura es lo único que nos servirá, si tenemos dificultades para tomar decisiones porque somos personas inseguras que dudan de todo.

Una persona segura de sí misma también duda, pero no tanto como para impedirle decidir y mantenerse en una sola línea de acción; en cambio los inseguros dudan antes, durante y después, lo cual les impide mantenerse por un solo camino, y esto claramente se traduce en problemas personales que generalmente causan angustia y ansiedad, temor o miedo. O peor, generan esa desagradable sensación de culpa.

¿Cómo tomar decisiones?

Al final no hacen nada porque todo lo inician y luego abandonan, para muchas veces volver a iniciarlo y abandonarlo, sin terminar nada.

No desarrollan las relaciones de pareja, no avanzan en el trabajo, no desarrollan amistades profundas… Es como que picaran una cosa por un tiempo y luego otra, y así pueden verse picando de todo, pero sin desarrollar realmente nada hasta el final.

 

Falta de autoconocimiento

Es común que los inseguros duren poco tiempo en las relaciones, por ejemplo, se casan y al segundo año ya se divorcian, o consiguen un empleo “soñado” y en seis meses ya se aburrieron.

Esta inseguridad al tomar decisiones va tomada de la mano de una falta de autoconocimiento. Esto es fácil de entender: si no te conoces bien, no puedes saber qué diantres quieres realmente para ti, entonces escoges solo por motivos superficiales, prejuicios, sugerencias o imitación. Obviamente te arrepientes en algún momento.

 

Falta de autovaloración

También ocurre que los inseguros arrastran una autoestima deteriorada, ya sea por experiencias de sufrimiento, maltrato psicológico, metas frustradas, en fin. En este caso la persona no sabe lo que vale realmente y se deja llevar por sus propios prejuicios negativos en contra de sí mismo y toma decisiones equivocadas.

 

Solución

La solución consta de tres cosas, la primera es escuchar qué necesitas de verdad, y la mejor manera para hacerlo es estar tranquilo sin que nadie te moleste, ojalá en algún espacio abierto y agradable, tomarte tu tiempo para meditar en el tema en cuestión, y estar atento a lo que tu cuerpo siente junto con prestar atención a lo que dice tu intuición.

El cuerpo nunca miente. Si al imaginar una opción se relaja y se siente bien, pues es distinto a si se pone tenso. La intuición es aquella sensación que sentimos, no es pensada, sino que sentida. Puede compararse con una vocecilla interior que te da un consejo.

La segunda cosa que debes atender es el ser cabeza dura, esto significa que cuando ya tienes claro lo que necesitas, pues actúa en consecuencia, buscándolo, decretándolo, pensándolo y actúa como obsesionado por lograr eso.

Obviamente, mientras no afectes u obligues a otros a hacer lo que tú quieres. Debe ser una decisión personal para tu vida, y no arrastrar a otros en eso.

La tercera y última cosa es aceptar y darte permiso de tomar tu propia decisión, le guste o no a otros no interesa. Es tu vida y tú tienes el pleno y absoluto derecho a hacer con ella lo que se te antoje.

 

Críticas

Siempre nos van a criticar, eso no importa. Medita las críticas positivas porque te pueden aportar puntos de vista útiles, y las críticas negativas deséchalas. Va a ser normal que algunas personas se opongan a tus decisiones, inclusive podrás detectar gente manipuladora que se opone a que hagas cosas que no les convienen a ellos. Esto te servirá de filtro.

 

Truco

Un buen truco que facilita la toma de decisiones es poner en la balanza lo que ganas y lo que pierdes con cada una de las opciones. Por ejemplo, qué ganas y qué pierdes si escoges X, y qué ganas y pierdes si escoges Z, luego comparas y valorizas ambas opciones.

Para hacerlo primero debes haber ejecutado lo que señalé más arriba como solución. Así te resultará muchísimo más fácil que si lo tratas de hacer a tontas y locas, por impulsos.

 

Sigue mi página en Facebook y recibe los artículos nuevos